Cómo ayudar al medio ambiente

17.09.2019

El párrafo de introducción sirve para comunicarle a los lectores la idea principal del artículo que van a leer. Puede incluso ser utilizada en la pequeña descripción que aparece en la lista de artículos. Los diferentes tipos de formatos ayudarán a destacar unos textos sobre otros. Lee un poco más para ver cómo puedes dar diferentes formatos a tus artículos.

Usa los Títulos para separar el contenido

Los párrafos cortos hacen que los textos se lean fácilmente. Trata de contar una idea por párrafo para que tus lectores naveguen por tus artículos cómodamente. También puedes destacar las partes más importantes. Lo único que te falta ya es empezar a escribir. Ya hemos rellenado algunos espacios para que veas mejor cómo son los diferenets formatos. Illo inventore veritatis et quasi architecto beatae vitae dicta sunt explicabo nemo enim ipsam voluptatem quia voluptas sit aspernatur aut odit aut fugit sed quia.

Entre las técnicas de pesca (arrastre) y la excesiva caza que hay, hace que haya una desaparición de especies incontrolada, así como el peligro de extinción de otras.

Otros de los principales problemas medioambientales que sufrimos es la contaminación y el calentamiento global, causados por el ser humano y la nueva era tecnológica.

Podéis escuchar esta temporada en mi podcast, llamada "There is not planet B", en donde hablaremos sobre la pesca de arrastre, ganadería, la industria del textil y la cosmética en el mundo anima. 

Enlace directo al canal:

¿Cómo podemos ayudar al medio ambiente y reducir nuestro impacto en el planeta?

- Reduciendo el uso de energía. ¿Típico verdad? Y fácil. Tan fácil como cambiar las bombillas tradicionales por las de bajo consumo, desconectar los aparatos electrónicos por la noche y que no estén en Standby, no dejar luces innecesarias encendidas, etc...

- Las tres R. Reducir - reciclar- reutilizar. Tenéis un post posterior hablando sobre esto.

- La comida. ¿Has pensado en la cantidad de envases que tienes en tu casa, que adquieres en el super o en la tienda, y cuantos acaban en la basura? Intenta comprar a granel, productos locales donde puedas llevar tu propio envase y comprar, solo, en la medida de lo posible, lo que vayas a usar o consumir.

- Reducir consumismo. Vivimos para las compras, ya sean en tienda o por internet, sean cosas que necesitemos o no. No nos importa. Si yo misma hiciera una lista de todas las cosas que me he comprado y que no me he puesto, que no me he comido, que he regalado y que he tirado porque sí, creo que podría abastecer a una persona para varios años. Ahora solo compro lo que necesito, pensando bien en la vida o utilidad que le voy a dar, apostando por cosas que sean de fabricación responsable, que vengan en paquetes que se puedan reciclar bien y comprobando, siempre que me es posible, de donde vienen.

- Bolsas de plástico. Cada vez se ven menos, pero siguen siendo un problema. Bolsas de algodón orgánico, tela o rafia. Duran mucho más, y se pueden reciclar.

- Transporte. Reducir en la medida de lo posible el uso del coche, y apostar por el transporte público, el monopatín o la bici.

- Si no quieres hacerte vegano o vegetariano, nadie puede obligarte. Pero si estas preocupado por el cambio tan drástico que está dando nuestro planeta, quizás deberías informarte de cómo se produce la carne que comes, y no me refiero a la carne en sí, sino a la tierra donde viven, los recursos de agua y tierra que utilizan, las condiciones. Quizás, si decides abrir un poco los ojos y la mente, puedas ver lo perjudicial que es ese tipo de alimentación tanto para el planeta, los animales, y por nosotros.

Y creo que podría hacer una lista mucho más extensa, pero voy a dejarlo por hoy. Así os es más fácil asimilar la información.

¡Por un planeta vivo!