Kryon explica que los pleyadianos son una raza muy evolucionada espiritualmente que vive en las Pléyades, un conjunto de estrellas que se encuentran en la constelación de Tauro. Son parecidos a nosotros, pero con un nivel de conciencia mucho más alto.

El motivo por el cual están más avanzados no es que sean mejores ni nada parecido, sino simplemente que llevan más tiempo aquí. Aparecieron mucho antes que nosotros, y esto les ha permitido evolucionar más. Ahora no recuerdo si Kryon dice en algún momento cuál es la edad de su civilización, pero es mucho mayor que la nuestra.

Empezaron de forma parecida a nosotros: como seres muy desconectados de su verdadera naturaleza. Tampoco sabían quiénes eran realmente y, como consecuencia de esto, también tuvieron muchas guerras y conflictos durante mucho tiempo.

Pero consiguieron superarlo. De forma parecida a como estamos haciendo ahora nosotros, fueron conectando con lo que realmente eran. Poco a poco fueron despertando su sabiduría interna y conectando con su verdadera esencia.

Hasta convertirse en lo que en realidad siempre habían sido: seres de luz pura y amor incondicional.

¿Por qué son tan importantes los Pleyadianos para la Tierra?

Para entender completamente quiénes son los pleyadianos y cuál es su papel en la vida en la Tierra, primero tendríamos que hablar con detalle de nuestra galaxia y de cuál es su función en el Universo. No todas las galaxias son iguales. Cada una tiene su propio papel.

Pero esto nos llevaría demasiado tiempo. Quizás otro día

De momento, solo decir que en esta galaxia siempre hay un planeta que está en el estado en el que estamos nosotros ahora: en un proceso intermedio entre la luz y la oscuridad.

Antes que nosotros, fueron los pleyadianos. Pero como comentábamos antes, consiguieron completar el proceso y reconectarse con su esencia interior.

Y cuando lo hicieron, llevaron su luz a otro planeta. Esta es una de las maneras como la luz se va expandiendo por el universo.

Tampoco hablaremos ahora de los detalles de cómo lo hicieron, pero la esencia de todo es que fueron a otro planeta donde hasta ese momento no había luz, y pusieron parte de su energía en él.

Metafóricamente hablando, se puede decir que plantaron su semilla en otro planeta, con la esperanza de que floreciera.

Y esto es lo que somos nosotros. Somos el fruto de esa semilla.

Los pleyadianos son nuestros padres a nivel galáctico.

Nuestro ADN es ADN pleyadiano.

La energía de los Pleyadianos

Como te comentaba al principio, no puedo asegurar que todo esto es cierto. Todo lo que explica Kryon tiene un grado muy alto de credibilidad para mí, pero aún así intento no dar nada por válido del todo si no lo he visto por mí mismo.

Y de momento no he visto nunca a ningún pleyadiano, ni tampoco he viajado a las Pléyades para ver si hay alguien allí.

De hecho, durante mucho tiempo ni siquiera sentí nada especial al pensar en ellos, y no les presté demasiada atención.

Pero esto último ha cambiado recientemente. Desde hace un tiempo he empezado a notar una presencia muy intensa cuando pienso en los pleyadianos. No puedo asegurar que realmente son pleyadianos, pero sí sé que hay algo allí cuando pienso en este nombre, y que es una energía diferente a otras que he sentido hasta ahora.

Y lo más importante de todo: es una energía completamente amorosa.

Es la energía de alguien que tiene muchísimas ganas de ayudarnos en todo lo que pueda.

Puede ser perfectamente que sean nuestros padres, como afirma Kryon. No hay ninguna energía en todo el universo tan dispuesta a ayudar como esta.

¿Cómo contactar con ellos?

Si te apetece, tú también puedes conectar con la energía de los pleyadianos.

Por supuesto, si ya lo has hecho ya lo sabes. Pero si no, es muy sencillo: solo tienes que pensar en ellos y dejarte sentir.

Pronuncia su nombre mentalmente y abre tu corazón para que su energía pueda llegar a ti.

Desde mi punto de vista, solo hay un punto importante a tener en cuenta: no forzarlo ni intentar correr.

No creas en ellos solo porque yo, o cualquier otra persona, lo diga. Si no lo sientes por ti mismo, no lo des por válido. Confía en tu intuición y en tu propio ritmo.

Teniendo esto en cuenta, simplemente ve abriendo tu corazón y déjate sentir.

Ábrete a la posibilidad de que quizás hay mucho más de lo que creíamos al principio.

Poco a poco verás que hay una energía enormemente amorosa que siempre ha estado aquí.

Está esperando que le abras las puertas de tu corazón para venir a sentarse contigo.