Activación de A.D.N

La activación del ADN ocurre naturalmente cuando nacemos. Dos cadenas de ADN se activan para darnos toda la información que necesitamos para nuestra vida en la tierra como seres humanos y descendientes de los padres que elegimos. Hay otros 10 filamentos de ADN que los científicos no pudieron explicar, o encontrar un propósito relacionado con el cuerpo físico y decidió llamarlos "Basura".

Estas 10 hebras son nuestra conexión a lo Divino, nuestras habilidades espirituales, la memoria de lo que realmente somos, cómo podemos comunicarnos a Dios y a todos nuestros seres superiores. Cuando estamos en nuestra forma física, elegimos buscar esta conexión o no. Esta es la más alta forma de manifestación del llamado "libre albedrío", para averiguar quiénes somos o no. Elegimos vivir vidas llenas de propósito o simplemente seguir el sistema: ir a la escuela, aprender lo que nos dicen, seguir las reglas de una organización impuesta a nosotros y aceptar que este es el mundo en que vivimos; con ciertos momentos de alegría, eso es lo que nos mantiene vivos.

El crecimiento mental, espiritual y emocional supone una evolución del ser humano. La activación del ADN permite que superemos lo que fuimos en el pasado. Personas que carecían de los profundos conocimientos que tenemos ahora. Hemos buceado por nuestro interior y logrado descubrir más de nosotros.

La energía de la activación favorece la capacidad para sanarnos espiritualmente a nosotros mismos además de poder hacerlo también con otros. Es decir, no nos preocupa únicamente nuestro Yo sino también los otros Yo que hay en el planeta. Hemos conseguido cambiar nuestra percepción de la vida.

Estas hebras extra de ADN, contienen toda la información que nos permite entender la conexión a lo Divino. Una vez activados, puede continuar activando más hebras y accediendo a más información y sabiduría. Cada filamento de ADN es como leer un libro, hay millones y millones para elegir y todos tienen información diferente.

Aunque se hablen de 10 hebras, realmente son 12. Activar los 12 filamentos en espiral es sintonizar los 12 centros de Energía que conectan puertas dimensionales y los códigos del tiempo que contiene el cuerpo humano. 

Estas capas existen Inter-dimensionalmente y está estructurado en cuatro grupos de tres capas cada uno. Cada grupo de tres tiene un nombre y un propósito o energía diferente que a su vez, cada una de las capas tiene un nombre y propósito y todas se relacionan.

Grupo 1 LAS CAPAS PRIMARIAS

Capa 1: La capa biológica
Capa 2: La lección de vida
Capa 3: Ascensión y activación

Grupo 2 DEL DIVINO HUMANO

Capa 4 y 5 Nombre angélico
Capa 6 Comunicación

Grupo 3 LAS CAPAS LEMURIANAS

Capa 7 La divinidad revelada
Capa 8 Responsabilidad y Sabiduria
Capa 9 La sanación

Grupo 4 LAS CAPAS DE DIOS

Capa 10 La creencia divina
Capa 11 La sabiduría divina femenina
Capa 12 El Dios Todopoderoso

La activación de estas hebras, se hace a través de tres métodos:

Por medio de la oración: Pedirle a Dios/Universo/Energía que te ayude a comunicarte con él y sus reinos superiores. Esta es la manera más poderosa de comenzar su camino espiritual. No cuesta nada, no toma nada más que su clara intención y fervor. Debe demostrar realmente su amor e interés para servir. Eso es lo que todo ser humano hace en los reinos superiores. Todos ellos sirven al bien común, no hay intereses individuales ni ego que se tenga.
Responder a la llamada: Si eres un ser que ya ha estado buscando la verdad, en esta u otras vidas; tienes la oportunidad de recordar por tu cuenta y recogerlo donde lo dejó. Recibirás una serie de mensajes, eventos, llamadas a la acción que te pondrá en ese camino. Su misión es responder a esas llamadas. 
El método que se utiliza es por el emparejamiento de ADN: Este es el método que utilizo en mi sesión. Emparejando vuestro ADN estando en presencia o escuchando las palabras de activación de otro ser, con el ADN activo y la conciencia superior comenzará el proceso de activación de su propio ADN. En la sesión de Activación, uso los tres métodos. Comenzamos nuestra conexión con una oración, respondemos a la llamada aceptando y queriendo aprender el método que Dios/Universo/Energía mismo nos reveló para nuestro uso y beneficio; Y también emparejamos nuestro ADN con el del guía o maestro, que tiene más de las 12 hebras de ADN activo. Una vez que hayamos logrado esta activación, pasaremos por una serie de cambios físicos que pueden parecer un poco incómodos para comenzar, pero poco después, nuestro cuerpo se adapta y ya no son perceptibles: latidos cardíacos más rápidos, zumbidos de las orejas y encima de La cabeza, mareos, síntomas de gripe, contactos aleatorios de personas del pasado, pesadillas, etc. Todo esto se va y te hace receptivo a las nuevas frecuencias del Universo.